Mensajes Más Recientes En El Foro:

Categorías

Amor De Madre

Amorosa madre le enseña a su hija lo que es ser una mujer…
En la mañana recibí una llamada inesperada, era mi amiga Mari, la cual me invitó a su casa a tomar algo por la tarde, sin pensarlo mucho acepté su invitación. Como aun faltaba un poco para verla solo me puse a ver como perder el tiempo.

Legué a su casa puntual, ya ella me estaba esperando. Estaba vestida con una falda a las rodillas, una blusa que dejaba ver su sostén a través de ella, y con sandalias, se veía muy bien, ya que ella es una mujer que tiene muy bonito cuerpo. No muy alta, senos grandes y trasero trabajado, es delgada, de tez blanca.

Pasamos a la sala y comenzamos a platicar, ya que tenía bastante que no nos veíamos. Al empezar me ofreció un trago, gustoso acepte, fue a su vitrina y cado una botella de whiskey, mientras seguíamos platicando seguíamos bebiendo, y poco a poco la conversación se fue tornando a que ella se sentía sola, pues no tenia con quien cuidar a su hija Susana. Yo no sabía que decir, solo termine mi trago y la mire, se cambio de sillón para estar a mi lado, y de repente me beso, yo sin oponerme también le devolví el beso, y ella poco a poco comenzó a acariciarme. Sus caricias fueron algo tan sensual que me fue prendiendo, y no pude evitar acariciar su espalda, recorrerla por completo, besar su cuello y tomar sus senos.

- “hace mucho que no estaba con un hombre,” me dijo susurrando al oído. “Ya extrañaba que alguien me acariciara.”

Rápidamente se levanto y me llevó a su habitación, me sentó en la cama y me dijo que esta vez iba a hacer algo que me encantaría. Abrió una gaveta de un buro y saco unas cuerdas, con las cuales me amarro las manos a la cabecera de la cama, yo quedando bocarriba… Se sentó sobre mi verga ya dura y comenzó a mover la cadera, con movimientos que solo me excitaban mas, poco a poco se fue despojando de la blusa y me dejo ver sus redondos senos, los cuales acerco a mi boca para que los probara. Se despojo de su falda y de su panti, dejándome ver su sexo depilado, el cual se veía hermoso. Siguió moviendo su cadera sobre mí y poco a poco me fue desnudando, hasta que ambos quedamos completamente desnudos.

Ella rosaba su sexo contra el mío, yo sentía como su suave vagina recorría mi verga dura, queriendo penetrarla, pero ella no me dejaba. Se levanto dirigiéndose a mi cabeza y puso su sexo sobre mi boca, yo estaba fascinado por su aroma y su sabor, no podía dejar de lamer aquella delicia. Ella se movía y gemía de placer, pero no se alejaba, y poco a poco iba recargándose más para que metiera mi lengua, y así lo hice… hasta que de repente sentí como una boca se comía mi pija.

“¿Qué bien se siente verdad?” Me dijo entre gemidos, “esta era la sorpresa que te tenia, mi hija estará con nosotros en esta ocasión. Quiero que conozca los placeres de un hombre y lo que se siente una caricia.”

“Hola,” dijo Susana sacándose mi verga de la boca. “Espero que te guste lo que te hago porque nunca lo había hecho antes con una persona, solo con los dildos de mi madre.”

Yo no podía creer lo que pasaba, pero era algo que me gustaba mucho, tener dos mujeres. Susana tenía 16 años, y era una chica hermosa, parecida a su madre, con un cuerpo bien formado, no tenía muy grandes los senos, pero se veía muy bien.

Mari se levanto de mi y le dijo a su hija que cambiaran de lugar, Susana acepto sin decir nada, la vi acercándose a mí, solo traía una minifalda tableada, pude ver su encantador piel y su lindo rostro poco a poco mostrando mas lascividad. Puso sus piernas a los lados de mi cabeza, una la recargo con la rodilla y la otra la flexiono para poder bajar su sexo a mi boca; pude ver su sexo con vello púbico, tan bello y rosado, tenía un aroma más dulce y apenas lo toqué con mis labios dio un pequeño gemido y levanto un poco la cadera, su madre al verla fue a ayudarle.

Mari se rio pícaramente, “descuida hija, no te pasara nada, lo disfrutaras y veras que quieres mas.”

“Sí, claro,” respondió un poco tímida Susana.

“Deja te ayudo,” termino diciendo su madre.

Mari la fue bajando poco a poco y yo con mi lengua acariciaba sus labios, los recorría de arriba a abajo, dándole pequeños besos, y me inundaban sus gemidos de placer, los cuales me excitaban de una manera impresionante. Su madre le acariciaba los senos y le quito la falda, para dejarla completamente desnuda, poco a poco Susana se iba moviendo mas y no dejaba de gemir, Mari al ver que ya estaba disfrutándolo se puso entre mis piernas y comenzó a masturbarme para terminar comiéndome la verga, sentía sus labios besando mi cabeza y su lengua juguetona recorriendo y probando todo mi miembro, hasta que se la metió toda y yo excitado a más no poder, disfrutando de los jugos de Susana, los mas deliciosos que había probado.

“Que hija tan rica tienes Mari,” dije levantando a Susana, pero más tarde en levantarla que en que se sentara para que no dejara de lamer su sexo, cada vez dejaba caer más su peso para que metiera mi lengua.

“Eso creo,” respondió Mari, levantándose. “Pero ahora quiero sentirte dentro de mí.”

Así que se levanto y se sentó sobre mi miembro a punto de explotar, primero solo rozando nuestros genitales y poco a poco metiéndolo en su vagina, cuando lo metió todo yo sentí tal placer que arquee la cadera y ya lamia con más fuerza y rápidas el sexo de Susana, la cual no paraba de gemir cada vez más fuerte. Susana se volteo porque quería ver cómo me follaba a su madre, pero nunca dejaba que parara de lamer su sexo.

“Que rico se ve,” le dijo Susana a su madre entre gemidos.

“Y si así lo vez solo espera a sentirlo,” respondió Mari gimiendo con fuerza.

“Ah… que envidia, mamá.”

“Espera tu turno, ya sentirás lo que es placer.”

Susana no pudo esperar y se puso a 4 patas, pegando más su cadera a mi boca, y acerco su cabeza a la unión de los sexos, de Mari y el mío, y pude sentir como paseaba su lengua por mi verga cuando su madre se levantaba y alcanzaba a rosar el sexo de su madre también.

“Susana que bien se siente, ¡ no pares!” Dijo Mari ya con un placer increíble y arqueó la espalda para que Susana pudiera introducir su lengua mejor.

“Que bien saben los jugos de ambos mezclados,” respondió Susana con una voz de inmensa felicidad.

Así pasamos un buen rato, hasta que Susana le dijo a su madre que ya era su turno. Mari acepto y se levantó, ambas se quitaron de encima de mí y me desataron, pude ver como ambas tenían una cara de satisfacción inmensa y que aun querían más…

“Acuéstate en la cama Susana,” dijo mari y tu comienza a hacerla sentir rico.

“Estaba esperando a que dijeras eso,” le respondí, “pero no quiero que le duela, así que necesitaré tenerla bien lubricada.” Jalé a Susana al borde de la cama.

Tomé a mari con fuerza y la hinque, le metí toda mi verga en la boca y ella no se quejaba, solo la recibía y la dejaba llena de saliva, en eso solo acariciaba el sexo de Susana con mis dedos. Ya estando bien lubricada mi verga la comencé a rozar con su sexo, poco a poco la fui introduciendo, fue tanto el placer de Susana que arqueaba la cadera mucho y se movía más, gritaba y gemía muy fuerte, y eso me excitaba mucho.

“¿lo estas disfrutando?” Le preguntó Mari a su hija mientras se acercaba a ella. “Ahora quiero que me hagas un favor,” tomo la mano de Susana y con ella comenzó a recorrer su cuerpo, poniéndola en sus senos y Susana la acariciaba con lascividad.

Mari la bajo hasta su sexo donde su hija la comenzó a masturbar, ambas estaban llenas de placer y con ganas de sentir más, Mari no pudo aguantar más, se quito la mano de su hija y se puso encima de la boca de su hija, para que le comiera su sexo. Susana solo se lo comía, disfrutándolo y haciendo disfrutar a su madre, yo veía aquel espectáculo, y cada vez bombeaba a Susana con más fuerza, estaba al cien. Tome a Mari y la jale a mí para besarla, besaba delicioso y se despegaba de mis labios cada que su hija introducía su lengua en su sexo, para gemir mas.

“Ahora también estrenare tu colita,” le dije a Susana, pero no me hizo caso, así que saque mi verga de su sexo y la comencé a meter lentamente por su ano, poco a poco gemina más y entre mas lo metía con más fuerza lamia el sexo de su madre, la cual se moví con mucha energía y gemía sumamente fuerte.

sentí lo estrecho que era, así que lo hice despacio, poco a poco se fue acostumbrando y ya comenzaba a meterlo con fuerza, cada vez más rápido, sentía los senos de ambas, pero no podía dejar de ver aquella impresionante imagen, que me prendía.

“Ya no aguanto, voy a terminar,” dijo Mari levantándose para no terminar sobre su hija; pero su hija la tomo de la cadera y no la dejo levantarse.

“Yo tampoco aguanto más, terminaré dentro de ti.”

Ambos nos corrimos al mismo tiempo, Mari en la cara de su hija y yo dentro, de la misma. Esperamos un momento para terminar bien, se levanto Mari y vio toda mojada a Susana, ella estaba llena de placer y estaba muy contenta. Apenas le saque mi verga Susana se hincó y le jalo, para limpiármela bien, yo no opuse resistencia y la tome del cabello para meterle toda en su boca. Ella como queriendo más no me dejaba alejarme, seguía y seguía haciendo tan ricas felaciones, que termine por venirme de nuevo en su boca.

“Que ricos jugos,” dijo tragándose todo lo que tenía en la boca.

“Que bueno que te haya gustado,” le dije mientras tomaba a su madre y la besaba de nuevo. “Insisto, que rica hija tienes Mari.”

“Verdad que si,” dijo con una enorme sonrisa.

Terminando eso nos bañamos y nos cambiamos, yo partí de ahí cerca de media noche, antes de irme me dijeron que esa solo había sido la primera vez, pues lo habían disfrutado mucho. Con esa frase me acosté en mi cama, esperando la segunda llamada…

This story is protected by International Copyright Law, by the author, all rights reserved. If found posted anywhere other than Historiaslush.com with this note attached, it has been posted without my permission.

Para enlazar a esta historia erótica de su sitio - por favor use el siguiente código:

<a href="http://www.historiaslush.com/stories/sexo-en-grupo/amor-de-madre.aspx">Amor De Madre</a>

Reportar Comentario Ofensivo

Comentarios(4)

crazypiter
Publicado 11 may 2011 10:14
Oye carnal ke buena historia me puse cachondo solo de imaginarme en tu lugar.espero ke publiques mas men
amante_feti
Publicado 15 dic 2010 17:13
pues si marcos, si fue real la historia, me paso hace algunos años, y no due la unica ocacion....


y gracias Lisa
marcos
Publicado 15 dic 2010 08:59
waoooo. que pero que gran historia, solo lo que me gustaria preguntarte si eso fue verdad.
Dulce
Publicado 14 dic 2010 12:56
WAO me gusto muchito tu historia, es toda un experiencia se vive cada palabra con el sentimiento que tiene el relato. Gracias por tu historia.
 

Publicar un comentario (máximo 500 caracteres):

 

Díganos Por Qué

Por favor, díganos por qué cree que esta historia debe ser removida.

Razón